CLASES INDIVIDUALES - Aprender a soltar viejos hábitos y elegir nuevas formas de usarnos a nosotros mismos es una tarea que requiere mucha atención y estar dispuestos a enfrentarnos con lo nuevo y desconocido. En este viaje descubriremos que lo que normalmente percibimos como “correcto” en relación a la forma en la cual usamos nuestro cuerpo quizás no es lo mejor y que es necesario un progresivo refinamiento de nuestra apreciación sensorial. Por éste motivo es importante contar con la guía de un maestro de la Técnica, alguien que con experiencia en éste proceso, que nos puede guiar paso apaso con sus manos. El mejor contexto para esto son las clases individuales.

.

CLASES GRUPALES - Son una buena manera de introducción a la técnica. Pueden servir como complemento de las clases individuales, para profundizar más en la filosofía de F. M. Alexander, y otros aspectos teóricos. Es interesante en éste contexto el intercambio de experiencias y el hecho de aprender juntos. También son una oportunidad para presentar actividades guiadas que luego pueden ser tema de exploración personal en la vida cotidiana.

.

CLASES TEMÁTCAS – Sirven para explorar actividades específicas por ejemplo: el uso de de instrumentos, el uso de la voz, etc.

.

.